Cómo cargar correctamente tus baterías Ni-MH

VueloVerde.com Técnica Deja un comentario

Las baterías Ni-MH se usan hoy en día en Aeromodelismo principalmente para alimentación de servos y receptor, también para alimentar emisoras RC, su utilización para alimentación de motores quedó en desuso al aparecer las baterías LiPo.

Escribo este artículo porque he visto varios casos de aviones accidentados al descargarse por completo la batería Ni-MH y su dueño echar la culpa a «la mala calidad» de su batería Ni-MH, lo he visto incluso con baterías Eneloop de Panasonic que son probablemente lo mejor que se puede comprar en cuanto a baterías Ni-MH. La causa raíz de esos accidentes no era la calidad de la batería sino el desconocimiento que su dueño tenía sobre ellas y su proceso de carga.

Es curioso que las baterías Ni-MH, cuyo proceso de carga es extremadamente simple, puedan dar problemas en este aspecto pero todo se debe al uso de cargadores inteligentes. Cuando salieron al mercado las baterías Ni-MH no había cargadores inteligentes, su carga estándar sólo requiere una intensidad de corriente constante (en electrónica se denomina «fuente de corriente») cuyo valor debe ser 1/10 de la capacidad de la batería y el tiempo de carga de 14 a 16 horas, aunque se puede dejar así indefinidamente porque la batería transforma en calor el exceso de carga y lo disipa sin problemas siempre que la intensidad de carga no supere 1/10 de su capacidad. La carga no se realiza en 10 horas como cabría suponer sino en las susodichas 14 a 16 horas porque el rendimiento de carga no es del 100% y porque así se garantiza el equilibrado de las células de la batería, ya que la célula que primero alcance el 100% de carga empezará a disipar el exceso en forma de calor, sin que su voltaje siga subiendo, y dará tiempo a que las demás alcancen también el 100% de carga.

En el caso de las emisoras RC, ya traen un cargador apropiado de los viejos y buenos de tipo fuente de corriente y no presentan ningún problema porque además podemos ver el nivel de carga en la pantalla de la emisora. Es en el caso de que la batería Ni-MH se use para alimentar servos y receptor cuando hay que tener especial cuidado y básicamente toda la dificultad se centra en el uso generalizado de cargadores inteligentes.

Si usas un cargador inteligente, es de capital importancia que al finalizar la carga compruebes el display de tu cargador para ver qué capacidad ha cargado tu batería. A veces los cargadores se equivocan y cortan antes de tiempo, si tienes dudas es mejor que reinicies el proceso de carga. El cargador detecta que la batería está completamente cargada no por su nivel de tensión, como es el caso de las baterías LiPo, sino por lo que en inglés se llama «delta peak» que consiste en una subida y bajada de tensión de pocos mV, relativamente rápida, que debería ocurrir sólo cuando la batería ha alcanzado su máxima carga pero a veces el ruido eléctrico puede «engañar» al cargador y hacerle detectar un falso evento «delta peak», deteniendo el proceso de carga aunque la batería sólo haya adquirido una carga ínfima, el nivel de carga que tenga es cuestión de suerte, no suele pasar al principio de la carga, aunque no es imposible, pero la cuestión es que la batería puede que no esté completamente cargada.

He visto aviones estrellarse en mi Club por haber puesto a cargar las baterías en modo automático y no comprobar qué capacidad habían cargado, si el cargador se confunde al poco de empezar a cargar te puedes encontrar una batería que ha terminado la carga pero que prácticamente está descargada. Si tienes cuidado de comprobarlo no hay ningún problema. Hay quien a pesar de comprobarlo reinicia la carga para asegurarse (yo mismo lo hago siempre), si la batería está bien cargada el cargador cortará la carga en pocos minutos.

Si tu cargador tiene modos automático y manual para las baterías Ni-MH, te recomiendo que uses el modo manual con intensidad de carga 1/10 de la capacidad de la batería y una duración de carga de 14 a 16 horas, pero mucho ojo porque hay cargadores que tienen un modo manual que en realidad no es 100% manual sino que únicamente te permite configurar la intensidad de carga y el final de la misma se hace por detección de «delta peak». Si el cargador corta la carga por sí mismo es imperativo que compruebes en su display la capacidad que ha cargado la batería y, ante cualquier duda o simplemente por tranquilidad de espíritu, reinicia el proceso de carga y deja que el cargador vuelva a detectar el «delta peak», en algunos casos he tenido que hacerlo varias veces porque veía que la suma de las capacidades cargadas en cada intento no igualaba el valor de capacidad de la batería.

¿Qué capacidad debe cargar tu batería Ni-MH? La respuesta depende de la carga que ya tenga cuando la conectas al cargador. 
– Si está completamente descargada y la cargas en modo manual a una intensidad 1/10 de su capacidad, debería estar cargando al menos 14 horas.
– Si tu batería ya tiene algo de carga, si la estás cargando en modo manual a una intensidad 1/10 de su capacidad, la debes tener en carga también al menos 14 horas porque a esa intensidad no le perjudica la sobrecarga.
– Si tu batería ya tiene algo de carga no es recomendable que la cargues a una intensidad mayor que 1/10 de su capacidad a menos que el cargador corte por detección de «delta peak», esto lo hacen algunos cargadores en el modo manual y otros en el modo automático. Si se usa el modo manual hay que estar muy seguro de que va a cortar automáticamente por «delta peak» porque en caso contrario sería muy fácil sobrecargar la batería y podría dañarse por sobrecalentamiento. Una vez que el cargador termine la carga es imperativo mirar el display para comprobar si lo que vemos tiene lógica en base al uso que se le ha dado a la batería, si creemos que puede faltarle carga es conveniente dejar descansar la batería unos minutos y después reiniciar la carga, si la batería estaba bien cargada el cargador terminará a los pocos minutos, en caso contrario habrá que volver a comprobarlo cuando termine la carga y tomar una decisión respecto a si seguir o no cargando. Por ejemplo supongamos una batería de 2000mAh que sabemos que debe tener entre un 30% y un 50% de carga (o sea que debería cargar entre 1000mAh y 1400mAh como mínimo), si en el primer intento de carga le entran sólo 500mAh está claro que ha habido un error, la volvemos a poner en carga y le entran otros 500mAh, eso ya puede ser correcto pero convendría ponerla en carga otra vez para asegurarnos por completo.

Si sigues estos consejos puedes tener la tranquilidad de que tus baterías Ni-MH estarán completamente cargadas. Las Ni-MH son más convenientes que las LiPo en muchos casos porque te ofrecen el voltaje que necesitan tus servos y receptor sin necesidad de tener que utilizar un BEC y con la seguridad que ofrecen las Ni-MH en comparación con las LiPo, ya que estas últimas por mal uso o golpes pueden llegar a incendiarse.

Algún día escribiré otra entrada sobre cómo medir el nivel de carga de las baterías Ni-MH, que no es tan sencillo como en las pilas secas cuyo voltaje es proporcional al nivel de carga, en las Ni-MH no es así, tiene su truco pero cuando se sabe es muy fácil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.